Paso 4: La quema tiene dos etapas, la primera es para convertir la pieza en bizcocho, dejándola porosa para un mejor agarre de engobes y esmaltes. Luego de haberles aplicado los tintes, se realiza una última quema para vitrificar el esmalte.